Enfermedades
 
Pruebas médicas
 
Recomendaciones
 
Dietas
 
Libros
 
Misión, Visión y Valores
 
 
 
 
  Usuario:
 
  Contraseña:
 
 
  ¿Has olvidado la contraseña?
Pruebas médicas / Tratamiento médico en Cardiología (Fármacos)
 
Tratamiento médico en Cardiología (Fármacos)
 

Muchas son las medicinas que se utilizan en el ámbito de las cardiopatías. Resumimos aquí las principales virtudes y defectos de algunos fármacos utilizados. 

Enlaces relacionados
Antiagregantes (http://www.fundaciondelcorazon.com/informacion-para-pacientes/tratamie ...)
La aspirina, el clopidogrel, el triflusal y la ticlopidina son los más usados. Evitan la formación de coágulos y son vitales en el tratamiento de la enfermedad cardiovascular. ¿En qué consiste los antiagregantes plaquetarios? Las plaquetas son un componente sanguíneo cuya misión es prevenir las hemorragias mediante la formación de un coágulo en cualquier zona de sangrado, interrumpiendo de ese modo la pérdida de sangre e iniciando las tareas de reparación. Sin embargo, este mecanismo de defensa puede ser muy perjudicial si se pone en marcha dentro de un vaso sanguíneo, debido a que el coágulo puede obstruir la circulación de la sangre. Si el coágulo se forma en una arteria coronaria el resultado es la aparición de un infarto de miocardio por interrupción del flujo sanguíneo al corazón, de ahí la importancia de los fármacos antiagregantes. Los fármacos antiagregantes plaquetarios actúan sobre las plaquetas impidiendo que se inicien los procesos que llevan a la formación de un trombo, por lo que son un pilar fundamental del tratamiento de la enfermedad cardiovascular.
 
Anticoagulantes (http://www.fundaciondelcorazon.com/informacion-para-pacientes/tratamie ...)
Impiden la coagulación de la sangre. Se utilizan en pacientes con valvulopatías o síndrome coronario agudo. Su empleo requiere ciertas precauciones. ¿En qué consiste la anticoagulación? La formación de coágulos es un mecanismo complejo que tiene como finalidad prevenir el sangrado tras sufrir un daño. Sin embargo, en ocasiones la formación de coágulos puede desencadenar un infarto de miocardio, infarto cerebral, o formación de coágulos en las venas o dentro de las aurículas del corazón, y en estos casos, la administración de fármacos anticoagulantes es fundamental. Los anticoagulantes, como su propio nombre indica, son fármacos que impiden la coagulación de la sangre, evitando por tanto la formación de coágulos o impidiendo su crecimiento y favoreciendo su disolución (desaparición) en caso de que ya se hayan formado.
 
Betabloqueantes (http://www.fundaciondelcorazon.com/informacion-para-pacientes/tratamie ...)
Son una clase de fármacos utilizados para tratar diversas patologías cardiacas como hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca, angina de pecho, arritmias o miocardiopatía hipertrófica. ¿Qué es un betabloqueante? La regulación del sistema nervioso se realiza por medio de unas sustancias llamadas catecolaminas (adrenalina y noradrenalina). Para ejercer su acción, estas sustancias tienen que unirse a unos receptores localizados en la superficie de las células, llamados receptores adrenérgicos. Uno de estos receptores es el llamado receptor beta-adrenérgico, que se encuentra fundamentalmente en el corazón, las arterias y los pulmones. Cuando se estimula este receptor con la llegada de la catecolamina, se elevan la frecuencia cardiaca, la presión arterial y contractilidad cardiaca. Un betabloqueante es un fármaco que bloquea el receptor beta adrenérgico, de tal forma que impide la unión de la catecolamina y evita su estimulación. El efecto final es una reducción de la frecuencia cardiaca, la presión arterial y la contractilidad (fuerza del corazón) favoreciendo la diástole (llenado) cardiaca y con esto mejorando la función del corazón y el flujo de sangre a las arterias coronarias.
 
Estatinas (http://www.fundaciondelcorazon.com/informacion-para-pacientes/tratamie ...)
Las estatinas son unos fármacos que actúan sobre el metabolismo de los lípidos (colesterol, triglicéridos) y disminuyen el riesgo de sufrir infartos de miocardio, infartos cerebrales o muerte cardiovascular en diferentes poblaciones. ¿En qué consisten las estatinas? Las estatinas no tienen una acción curativa y solo en una minoría de los pacientes ocurre una regresión de la aterosclerosis, sin embargo, producen una estabilización de la placa de ateroma, reversión de la disfunción endotelial y disminuyen la trombogénesis. Actúan disminuyendo la fracción perjudicial del colesterol LDL y evitan que este se acumule en las arterias del cuerpo (incluidas las coronarias). Al igual que actúan sobre otros niveles del metabolismo de los lípidos como es la reducción de los triglicéridos y el aumento discreto de la fracción buena del colesterol (HDL). De esta forma, disminuye la progresión de estenosis (obstrucciones) en las arterias coronarias. Además, las estatinas tienen efectos antinflamatorios en las arterias, lo que disminuye el riesgo de que se produzcan trombos (coágulos de sangre) en el interior de las arterias y, por tanto, el riesgo de infarto agudo de miocardio.
 
Vasodilatadores (IECAs y ARA II) (http://www.fundaciondelcorazon.com/informacion-para-pacientes/tratamie ...)
Son fármacos para tratar la hipertensión arterial y otras patologías cardiovasculares como la insuficiencia cardiaca. En general, son fármacos seguros y se toleran bien. ¿Qué son los IECA y ARA II? Son fármacos utilizados habitualmente para el tratamiento de la hipertensión arterial. Actúan bloqueando a distinto nivel el sistema renina-angiotensina, un mecanismo que tiene el organismo para regular de forma precisa la presión arterial. Estos fármacos constituyen un pilar fundamental, no solo para el tratamiento de la hipertensión arterial, sino también para otras patologías cardiovasculares como la insuficiencia cardiaca o la cardiopatía isquémica, ya que reducen el riesgo de muerte o de padecer eventos cardiovasculares.
 
 
 
 
 
Acceso restringido a la B.D.
Web desarrollada por Redes Informáticas